«Al igual que la pandemia, en pleno proceso de desescalada y vacunación masiva, la música en directo ha empezado a ver un pequeño halo de luz en el horizonte gracias a la flexibilidad de horarios que se ha ganado la hostelería en base a los últimos datos sanitarios, el esfuerzo titánico de un sector especialmente tocado por la situación e incluso de alguna que otra asociación que ha apostado por mantenerla a flote en sus momentos más delicados. Es el caso de Kultura Bizia, colectivo formado por las principales salas de Vitoria-Gasteiz y promotores consolidados como HFMN Crew con el objetivo de revitalizar el tejido cultural de la zona y aprovechar el máximo aforo permitido por el gobierno en cada momento gracias a un espacio como el Iradier Arena».

Puedes leer la crónica de nuestro compañero Jorge Azcona aquí.